Montreux, música en el Lago.

El Festival de Jazz de Montreux iniciaba su andadura en 1967, cuando Claude Nobs, René Langel y Géo Voumard, querían poner en el mapa esta localidad suiza, con un gran festival, un acontecimiento que reuniera anualmente a las figuras más relevantes del jazz. La idea gusto tanto que incluso el sello discográfico, muy ligado al jazz, Atlantic Records, se involucró con su apoyo en este nuevo festival y en esa primera edición el jazz inundo el ambiente durante tres fantásticas jornadas.

El lugar elegido fue el Casino de Montreaux, que por cierto se incendiaria unos años después, el 4 diciembre de 1971 en la presentación de Frank Zappa, cuando alguien del público lanzo una bengala dentro del recinto y este fue pasto de las llamas. El acontecimiento quedo marcado para siempre en una de las mejores canciones de la historia, el Smoke on the Water, del grupo Deep Puple, que en esos momentos estaba en los terrenos del casino, intentado grabar en el estudio móvil de los Rolling Stones.

El evento rápidamente se situó entre los preferidos por los músicos, que comenzaron a desfilar por este lugar entre montañas al borde del lago Lemán. De esa primera etapa hay que destacar a figuras como Miles Davis, Keith Jarret, Jack DeJohnete, Bill Evans, Nina Simone, Ella Fitzgerald, Soft Machine o Weather Report, en definitiva, la crem, de la creme del jazz del momento.

Si bien, el festival surgió inicialmente como un escaparate de música en vivo, con el jazz puro como principal protagonista, en 1970 fue abriendo sus expectativas hacia otras músicas y paso a convertirse en un festival moderno y abierto, representando a día de hoy un mosaico de casi todas las tendencias imaginables.
De esta etapa de expansión, hay que destacar la labor del músico y productor americano, Quincy Jones, que se encargó de promocionar el festival fuera de las fronteras europeas, especialmente en Estados Unidos, trayendo a Suiza grandes estrellas americanas.

La lista en realidad es interminable, grupos y artistas de una calidad excepcional que sería largo y tedioso relatar ahora, pero baste decir que Led Zeppelin, Pink Floyd, Frank Zappa, Santana o Deep Puple pasaron por Montreux. Hoy el festival, que se celebra siempre a principios de julio, mueve a más de 200.000 personas y es una auténtica referencia tras el festival de Jazz de Toronto, en Canadá.

Anxo Rial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *