El Micro Me Pone. Acabamos en…Matrix

De gira por este mundanal ruido (aveces música) abriendo y cerrando las puertas, arrancamos con los Doors (el Blues de la Posada) y con ellos nos despedimos, por el medio varias citas en distintos escenarios, países, fechas, estilos…todo un galimatias.

Red Hot Chili Peppers…miedito dan estos cuatro chavalotes, si en estudio te pueden romper las membranas de las cajas, en directo tiemblas entero, una buena prueba es este directo, atento a las consecuencias, no dan tregua, y no hace falta decir que te dura varios días el colocón.

Se sabe cuidar, Ringo Starr no pierda una, sus All Stars estan siempre cuidados hasta el mínimo detalle, esta vez con Dr. John y Clarence Clemons, no hay duda la música une más que la mejor de las soldaduras.

Y otro que también se cuida hasta… Paul McCartney, un tipo genial, nunca me termina de sorprender, por más que lo escuches siempre tiene algo genial por descubrir, su música es estar siempre aprendiendo algo nuevo, no llegas al fondo por mas que lo intentes, sus armonías, la síntesis que utiliza, la estructura que da a sus composiciones siempre deja huecos a la intriga, vas a tener un interrogante de «…pero como lo hace…» que no se resuelve (más que armonía y melodía…MUSICA).

Y con los Clash mogollon asegurado, desde Boston  y los 7 magníficos, un acelerón que le meten al tema que habría Sandinista!, divertidos a más no poder, y con una clase muy muy especial, están mal ubicados en el etiquetado musical, entran en un montón de denominaciones estilisticas y en sus audios tienes de todo.

Puede parecerte una chorrada, pero lo de punk, sí, y es cierto, sí que aparecen en plena movida, pero lo de menos es la denominación de origen, dale otra vuelta a su discografía y veras.

Te dejamos un ejemplo…

Poderío sobrado con Ana Popovic…desde Amsterdam con toda una descarga de saber hacer, no te cortes, esta fiera nacida en 1976 tiene muchísima música entre las seis cuerdas.

Y lo prometido…desde Matrix…la realidad siempre supera la ficción, ahora reconvertido en una pizzeria, todo San francisco estuvo entre sus paredes, y alguno más también.

Rendidos ante Van Morrison.

Pedro Solveira RKV / Radio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *