Jazz-Ta Bien. Double Bass

Repasamos memoria y acercamos a algunos contrabajistas que pasaron por Vigo y/o muy cerca de nosotros, toda una revelación solo con repasar las entadas de los conciertos.

Chuck Israels

Su carrera profesional arranca a partir de 1954 y en el 62 sustituye a Scott LaFaro en el trío de Bill Evans, en 1973 forma una Big Band denominada “National Jazz Ensemble”, con anterioridad trabaja con Gary Burton, ralentizó su actividad en la escena jazzística, dedicándose a su trabajo como director de estudios jazzísticos en la Universidad de Washington.

Su estilo se fundamenta, no en el marcaje continuo del tiempo, como era habitual, sino en la búsqueda de nuevas posibilidades sonoras y rítmicas, con un fraseo elegante, delicado y muy melódico.

Todo un caballero, amable, sencillo y tremendamente divertido, muy sorprendido con el timbre de la voz de los españoles, “es fuerte verdad Margot”…”si, muy bonito”…con su octeto.

 

Niels-Henning Ørsted Pedersen

Dinamarca nos regaló a uno de los contrabajistas más relevantes, con 17 años le dijo “no” al mismísimo Count Basie, siendo ya un profesional permanente en el  Jazzhus Montmartre de Copenhague.

Durante los años 60, tocó junto a músicos de jazz estadounidenses que viajaban, residían, o actuaban en Dinamarca, era el contrabajista con quien quería contar todo músico de gira por el norte de Europa, en su día rechazó la oferta de ser el contrabajista fijo en el trío de Oscar Peterson después de la salida de Ray Brown aunque sus aportaciones con el canadiense son impagables, cualquiera de sus “uniones” alcanzan lo sublime.

La lista de músicos que han trabajado con el parece un santoral, intenta acercarte a algún concierto, espectacular en todos los sentidos, suena a madera y aire, es el “colchón” perfecto, cualquier músico se deja caer en sus cuerdas sin temor a nada, pero también se cabrea, en Pontevedra le dio más de un “toque” al batería… (algo haría).

 

John Patitucci

Su carrera profesional arranca a principios de los 80 en sesiones con distintos estilos musicales , y grabanciones bajo la dirección de Jerry Goldsmith, John Williams y Henry Mancini, además de un acercamiento a Brasil (música y músicos), a mediados de la década de los 80, ingresó en los dos proyectos paralelos de Chick Core , “Elektric Band” y “Akoustic Band”, donde toca el bajo eléctrico y contrabajo, respectivamente.

Es uno de los primeros músicos en lograr un dominio técnico casi absoluto tanto del bajo electrico como del contrabajo y junto a Anthony Jackson (también en Vigo con Michel Camilo y Dave Weckl),  populariza el bajo de seis cuerdas.

Tiene una enorme versatilidad musical, y un conocimiento casi enciclopédico del instrumento y de los bajistas que lo han precedido, y es uno de los arquitectos del sonido y del lenguaje del bajo moderno.

En calcetines y al contrabajo, perfecto.

 

Marc Johnson

Con Woody Herman aranca y, con 25 años, fue contratado por Bill Evans, permaneciendo en su trío hasta el final. Referencia sobrada, 2 años con Bill Evans es un aval indiscutible, no conozco a ningún músico que no dejase lo que fuera por estar solamente unas horas con el pianista, ninguno.

Su primera grabación (nominal) fue para ECM en 1985, entrando en las líneas de la vanguardia musical.

Con John Abercrombie, Peter Erskine y Michael Brecker, tocó por primera vez en Vigo, la segunda con Chet Baker y Phillip Catherine, la tercera con Eliane Elias,la cuarta está por ver, nos intercambiamos discos, risas y humanidad a raudales, “no rock concert”… al sonido en las pruebas con Baker Y Catherine, y con el cuarteto de Abercrombie desplegando, todos, sabiduría a los 4 que por allí danzábamos tanto en el ajuste musical como en el equipo de sonido.

 

Ron Carter

Su primer trabajo como músico de  fue con Jaki Byard y Chico Hamilton y la primera grabación fue junto a Eric Dolphy y  Don Ellis. El quinteto de Miles Davis, a comienzos de los años 60, que también incluía a Herbie Hancock, Wayne Shorter y Tony Williams (también por Vigo, los tres) marca, inevitablemente, un punto de inflexión en su carrera.

Después de dejar a Miles Davis, es interminable la relación de músicos que han contado con él, además de participar en grabaciones de música clásica con el chelo. Imposible abarcar su producción musical, se calcula en más de 3500 grabaciones, y ya octogenario se acerca a Ourense y en solo unas horas las entradas agotadas…lógico.

Richard Galliano

Comenzó tocando el piano y el acordeón con su padre, en 1983, Astor Piazzolla le invita como primer solista de bandoneonen una comedia inspirada en el Sueño de una noche de verano con música original del argentino, este fue el principio de una gran relación entre los dos músicos.

Una capacidad indiscutible para acercarse a cualquier corriente musical que no pasa desapercibida, y viendo la lista de músicos que han tocado con él, demuestra su camaleónica capacidad. Su concierto en Vigo te trasladaba a un inmenso caleidoscopio de espacios y culturas diferentes, podías estar en cualquier lugar del mundo en un momento y después en otro totalmente diferente, el medio de transporte era el acordeón de este francés.

Una autentica delicia este dúo Ron Carter / Richard Galliano.

 

Esperanza Spalding

Un prodigio, nacida en 1984 de origen afroamericano y latino supera cualquier calificativo, es una trabajadora incansable tanto en versión eléctrica como acústica, cualquier trabajo al que te acerques te va a poner entre las cuerdas.

Su formación es fruto de esfuerzo, tesón, vocación y más esfuerzo, y el reconocimiento a su categoría musical más que merecido, con 16 años obtiene una beca en la  Berklee , Pat Metheny la anima y  Gay Burton, vicepresidente de Berklee, dijo en 2004 “una gran experiencia, puede leer las composiciones más complicadas y comunica su personalidad en todo lo que toca”, y con toda la razón, su concierto en Pontevedra en el 2009 fue uno de esos que jamás se olvidan y que te dura semanas en la piel.

Cita a Ron Carter y Dave Holland como importantes influencias en su música, Carter para la orquestación de su interpretación y Holand por la forma en que su método compositivo complementa su estilo personal y describe a Wayne Shorter, Milton Nascimento y Joni Mitchell como absolutas referencias, fusión con mayúsculas.

 

Dave Holland

Explica su filosofía musical citando a Sam Rivers, “No dejes nada fuera, toca todo'”.

En 1968, Miles Davis y Philly Joe Jones lo escucharon en el Ronnie Scott, y las primeras grabaciones fueron en septiembre de 1968, aparece “Filles de Kilimanjaro”, “In A Silent Way” y “Bitches ´Brew” , 1973 ve la grabación de “Conference of The Birds”, con Sam Rivers, Barry Altschul y Anthony Braxton, su primera grabación como líder, e indiscutible en sus más de 50 años de carrera.

Esta cargado de reconocimientos a lo largo de su carrera y es una absoluta referencia en el contrabajo contemporáneo.

Ourense, 100 km de casa, un paseo para tener delante a una leyenda, no imagináis  el vértigo, un contrabajo caído de hombros y con una dimensión extrañamente ancha en el cuerpo… cuando esta delante de ti uno de los constructores de la música contemporánea todo es un poco más pequeño.

Pedro Solveira RKV / Radio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *