El Micro Me Pone. Encadenando escenarios.

Lo dicho, vamos encadenando distintos escenarios y protagonistas a golpe de algún músico que se desliza entre distintas formaciones, y arrancamos con…

Jon Lord / Rick Wakeman

Entre el susto y la sorpresa, así los pilla la cámara antes de dar otra lección de genialidad en sus respectivos teclados, casi antagonistas, musicalmente hablando, en sus formaciones de referencia (Deep Purple / Yes), comprobamos su entendimiento, su profunda amistad y respeto , unos meses después de este directo Jon se despedía para siempre.

Desde Australia, en el Blue Note de la gran manzana y con un ingles en sus filas, así nos deleitamos con los Hoochie Coochie Men, magnifica toma de sensibilidad sureña, un gustazo escuchar acordes que te llevan el alma.

Y de New York a Londes, el maestro de ceremonias no puede ser mas claro, Jon Lord, Bill Wyman y Joe Walsh (dándolo todo en primera linea)total que tienes en el escenario las esencias de los Deep Purple, los Rolling Stones y los Eagles

Sesión de ensayo con Bill Wyman y  sus muchachos, indiscutible Georgie Fame a la voz y teclados…ademas del hombre de la camisa a cuadros (Zawinul le compuso un tema a uno que llevaba una de color verde)…Peter Frampton, sencillamente… se sale.

Y lo tuvimos en casa, Georgie Fame, historia de la música con mayúsculas, la lista de colaboraciones da para empapelar mas de una habitación, a los 16 años ya batallaba entre guitaras y teclados, y que no te quepa duda, hasta tus padres bailaron con sus temas, referencia absoluta.

Como los mejores vinos en las mejores barricas, así va pasando el tiempo para Peter Frampton, si el audio con Bill Wyman & The Rhythm Kings ya te pone entre las cuerdas, este arreglo que se marca en el 2008 demuestra el indiscutible fondo de un músico que sabe atesorar y dosificar frescura, respeto, y sobre todo una inmensa capacidad de comunicación.

No, no se quedaba atrás, en 1973 aparecen en vinilo “Las Seis Esposas De Enrique VIII” dandole a Rick Wakeman un hueco en el olímpo de los teclados, evidente, seis secciones musicales que marcaron su trayectoria posterior, incluso en Yes, se ha dicho de todo sobre él, pero cuando pone la mano encima del teclado toca callar, desordenando la cronología, cita con “Catherine Parr”, el último corte del vinilo.

Pedro Solveira RKV / Radio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *