Los Passadiços del Paiva.

La sierra de Arouca ofrece paisajes deslumbrantes, donde el visitante pisa rocas que soportan quinientos millones de años de historia terrestre, en toda la extensión de estos montes de origen granítico se esconden hasta una cuarentena de puntos de interés geológico que le ha valido el reconocimiento por parte de la UNESCO como Patrimonio Geológico de la Humanidad y donde el fenómeno de las “piedras parideiras” son sin duda el monumento geológico más singular y visitado de toda la sierra.

Es bien cierto que los rincones más espectaculares de un país, suelen están asociados al trabajo de desgaste que el agua va haciendo a lo largo de los años, una constante labor que da al paisaje unas curvas de nivel que rompen la monotonía. El rio Paiva, situado al norte de Portugal y dentro de los límites de la sierra de Arouca, es un ejemplo perfecto de la erosión. En este lugar el agua ha abierto un espectacular tajo al duro granito, creando angostos cañones, cascadas vertiginosas y estrechos pasadizos, en una incesante labor y con un único fin, completar un camino sin retorno al encuentro con el rio Duero.

Con estas credenciales, el rio Paiva se alza como uno de los mejores cauces para la práctica de los deportes acuáticos y es habitual ver sobre sus rápidos practicantes de rafting o descenso con piragua. El rio está valorado como una de las mejores alternativas de aguas bravas de todo Portugal y aquí se celebran el Paiva Fest o el Festival Internacional de Aguas Bravas. Este es un entorno espectacular y una de las maneras de disfrutar del rio y sus márgenes es a través de uno de los senderos más audaces del norte de Portugal. Los Passadiços o pasarelas del rio Paiva se encuentran en la margen izquierda del cauce, también es la ribera más amable a la hora de ser explorada a pie y es por este lugar donde se proyectaba en el año 2013 la construcción de un camino artificial que no dañara el terreno y permitiera la lógica evolución de la flora del lugar. Un trazado que facilitaría el poder recorrer caminando la zona más vistosa del rio Paiva. Las pasarelas de madera y escaleras fueron por fin inauguradas con gran expectación en el verano de 2015, recibiendo en sus primeros dos meses más de 200.000 visitas. Un acierto que le llevo ese mismo año a recibir el premio de “Rehabilitación Urbana” en el apartado de espacios públicos, galardones que continuaron en 2016 y 2017 con los premios del World Travel Awards al proyecto más innovador de Europa.

El recorrido por este galardonado camino, comienza en las inmediaciones de la playa fluvial de Areinho, y finaliza en Espiunca, en medio nos esperan mas de 8 kms de escaleras, pasarelas y puentes que ayudan al caminante a salvar los accidentados tramos del cañón del Paiva. Tramos espectaculares como el puente colgante de la Praia do Vau o Gola do Salto, hacen que el esfuerzo que conlleva el recorrido merezca la pena. Es en Gola donde el río se muestra mas bravo y también famoso, pues aquí se celebran cada año encuentros internacionales donde los amantes de los deportes acuáticos cabalgan sobre los rápidos del río. Un mirador ofrece la posibilidad de una visión más cercana del río, pero para ello debemos descender un buen número de escalones, que después tendremos que recuperar.

El camino continua trazando una amplia curva a izquierdas, al igual que el río y vuelve a descender hasta nivelarse con el curso del agua, llegando al punto donde la madera deja paso a un pequeño repecho de tierra rodeado de eucaliptos, un corto tramo de apenas trescientos metros que nos devuelven otra vez a las tablas y un nuevo tramo colgado en el vacío, es la guinda del este recorrido que finaliza en la playa fluvial de Espiunca. Ahora tras el descanso, debemos decidir si retornamos al punto de partida caminando o en taxi y aquí nuestras piernas sin duda tendrán la última palabra.

Anxo Rial

 

GUIA PRÁCTICA.

COMO LLEGAR. Arouca está situada en el norte de Portugal, en el interior y la manera más cómoda es a través de la autopista A1, para desviarnos a Arouca y una vez allí continuar por la R326-1 hasta Areinho.

PUNTO DE PARTIDA Y LLEGADA.

Inicio. Areinho. (40°57’9.68″N    8°10’33.05″W)

Llegada. Espiunca. (40°59’34.67″N 8°12’41.19″W).

DESNIVEL. Subimos 155 metros y descendemos 236 metros.

DISTANCIA. 8.700 kms. solo ida.

DURACCION. 3 horas.

DIFICULTAD. Media.

INFORMACION. Para acceder a las Passarelas del Paiva hay que pagar (solo 1 euro) y hacer la reserva por internet, en caso de no hacerlo podemos quedarnos sin poder acceder al camino y pagar 2 euros, pues hay un cupo de personas diarias, el recorrido es muy popular para toda la familia. No se admiten animales y tampoco está acondicionado para personas discapacitadas.

Existen servicios de taxis en los dos extremos, tanto en el inicio como en el final del recorrido.

En esta página tenemos toda la información.

http://www.passadicosdopaiva.pt/es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *