Jazz-Ta Bien. Tributos

Siempre aparecen con muchos protagonistas y un hilo conductor, es gratificante el ver como unos cuantos, y geniales, músicos se reúnen  para dar rienda suelta a su trabajo entorno a alguna referencia esencial en su carrera musical, nunca están de más en tu discoteca.

Cassandra Wilson (Joni Mitchell)

Joe Lovano & Tom Harell (Keith Jarrett)

Oddjob (Weather Report)

Captain Beefheart (Tom Waits)

Carles Benavent (Jaco Pastorius)

John Patitucci (Jaco Pastorius)

Kronos Quartet & Eddie Gomez (Bill Evans)

Mitchel Forman (Mahavishnu Orchestra)

Elvis Costello (Joni Mitchell)

E.: Vamos, que te invito a tomar algo.

J.: Bueno… vale.

E.: Que, unos chupitos…?

J.: Buenooo… bueno… vale.

J.: Oye…estaban buenos…

E.: Buenooooooo…

Coñas aparte, la lista es inmensa a poco que empieces a bucear, te dejamos unos cuantos, y la verdad es que una vez que te encuentras con estos tributos te van a saber a poco, es tal la categoría del arreglo musical, el respeto y el buen gusto en todo que vas a tener que hacer hueco en tu discoteca para los Tribute To… y la verdad es que cada vez me gustan más estos acercamientos a grandísimas referencias en la música y comprobar como se transmite humildad y buen hacer, en más de una ocasión te quedas mas con el “tributo” que con el original, ya veras, ya.

Pedro Solveira RKV / Radio

Jazz-Ta Bien. Recuperando

A lo largo de los, ya, 51 programas que llevamos, se quedan muchos audios en el tintero, cambios de guion, el tiempo de duración del programa o los temas… total que por distintos motivos se han quedado atrás y en esta entrega recuperamos algunos de estos descartes.

Chris Minh Doky & Nomads

John McLaughlin & 4th Dimension 

Steps Ahead

Mike Stern

Es muy curioso, lo que en un principio ves como inconexo, resulta que no, y compruebas que aparece un hilo conductor, en esta ocasión Miles Davis, algunos de las integrantes de las distintas formaciones protagonistas de este programa han pasado por su “escuela”, os aseguro que me dí cuenta de la jugada en la misma medida que avanzaba con el programa (…cosas tiene esto de la música).

Joe Zawinul & Absolute Ensemble

Pedro Solveira RKV / Radio

 

Jazz-Ta Bien. Contra las Cuerdas

Ya, faltan muchos, pero poco a poco que hay programación para rato, hoy damos un pequeñísimo y puntual repasillo a auténticos genios de la guitara en distintas vertientes y estilos, y sí, todos son maestros de maestros, a poco que rasques veras cuanta madera te encuentras.

Herb Ellis

Métete en el trio de Oscar Peterson entre 1953 y 1958, sustituyendo a Barney Kessel (también esta por aquí), y compruebas que este (casi) autodidacta da un formato a esta formación a la que no vas a encontrar espejo.

La  entrega que te adelantamos es de 1975 con el gigante de la sección rítmica en la Big Band de Count Basie

Freddie Green

…Llego, enchufo mi guitarra, toco… y cuando acabo estoy deseando llegar a casa… y no esperes más, es lo máximo que le puedes oír (en sentido dialéctico, aparte de la cita) a este señor. Pero su guitarra lo dice todo, más de 50 años en esta formación  (Big Band de Count Basie) y solamente algún escarceo que conlleva dos discos a su nombre.

“Nunca debes escuchar la guitarra por sí sola. Debería ser parte de la batería para que suene como si el baterista estuviera tocando acordes”.

si buscas referencias en la guitarra rítmica, no busques más.

Django Reinhardt & Stephane Grappelli

Aparece la primera corriente jazzistica no americana, Django fallece con 43 años y todo lo que se pueda decir es poco, de sobra conocida su nueva “técnica” musical a raíz de un incendio, su estilo, con su mano izquierda rehecha tras el accidente, descompone todo lo conocido y empata a la perfección con otro inconformista que respira música por todos los poros, la unión entre estos dos músicos da como resultado la integración europea en el mosaico del jazz. Imprescindibles.

Barney Kessel

Guitarras con su firma en el diseño de estas, músico de sesión con una demanda infinita , con Oscar Peterson, Sonny Rollins, Phil Spector, Beach Boys, Julie London, Monkees, Hasta Pete Townshend, se rinde ante él, y entre hueco y hueco, te lo acercamos rindiendo homenaje a Bizet, todo un álbum basado en su opera Carmen, lo infinito de la música una vez más.

Baden Powell

Soy totalmente parcial, otro momento de vértigo en el escenario, y es que solo hay que estar en el sitio y en el momento, concierto con mayúsculas en la magia de este hombre, no da tregua y en sus trabajos te encuentras todo, no caigas en el error de pensar en folclorismos baratos, su guitarra da lo que él quiera, hasta el Bop más genuino.

Jim Hall

Algunos dicen que su trabajo esta por descubrir, otros que es el mejor guitarra con el que han estudiado o trabajado, (Metheny, Abercrombie, Holland, Haden…) lo que tu prefieras, pero no dejes que las opiniones te resten… elegante, sencillo, sutil, imaginativo, expresivo… una de las máximas referencias de la guitarra.

No lo dudes, este hombre ha marcado tradición y vanguardia, infinitos músicos son sus deudores sea cual sea su instrumento.

Christian Escoudé

Batalla en cualquier sarao que se le ponga por delante y… no hay quien le sople, que no te engañe la industria musical, no todo está en las “listas de éxitos”, este francés se codea con lo más sesudo del elenco jazzistico, desde Bill Evans a John McLaughlin o Stan Getz, una referencia mundial que da, en toda su trayectoria, buena cuenta de la mejor tradición europea y  americana, solo tienes que escuchar este “Confirmation” de Parker, ya veras… ya.

Charlie Christian

Le llegaron 25 años de vida (1916-1942) para sentar las bases de la guitarra en el jazz, absoluta referencia y todos deudores de su posicionamiento con el instrumento, te encuentras ríos y ríos de tinta contemplando su legado, biografía y relaciones musicales pero hay una realidad indiscutible, con él empieza la emancipación de la guitarra.

Si hay un “padre” de la guitara en el Jazz…sin duda, es Charlie Christian.

Pedro Solveria RKV / Radio

 

Jazz-Ta Bien. Double Bass

Repasamos memoria y acercamos a algunos contrabajistas que pasaron por Vigo y/o muy cerca de nosotros, toda una revelación solo con repasar las entadas de los conciertos.

Chuck Israels

Su carrera profesional arranca a partir de 1954 y en el 62 sustituye a Scott LaFaro en el trío de Bill Evans, en 1973 forma una Big Band denominada “National Jazz Ensemble”, con anterioridad trabaja con Gary Burton, ralentizó su actividad en la escena jazzística, dedicándose a su trabajo como director de estudios jazzísticos en la Universidad de Washington.

Su estilo se fundamenta, no en el marcaje continuo del tiempo, como era habitual, sino en la búsqueda de nuevas posibilidades sonoras y rítmicas, con un fraseo elegante, delicado y muy melódico.

Todo un caballero, amable, sencillo y tremendamente divertido, muy sorprendido con el timbre de la voz de los españoles, “es fuerte verdad Margot”…”si, muy bonito”…con su octeto.

 

Niels-Henning Ørsted Pedersen

Dinamarca nos regaló a uno de los contrabajistas más relevantes, con 17 años le dijo “no” al mismísimo Count Basie, siendo ya un profesional permanente en el  Jazzhus Montmartre de Copenhague.

Durante los años 60, tocó junto a músicos de jazz estadounidenses que viajaban, residían, o actuaban en Dinamarca, era el contrabajista con quien quería contar todo músico de gira por el norte de Europa, en su día rechazó la oferta de ser el contrabajista fijo en el trío de Oscar Peterson después de la salida de Ray Brown aunque sus aportaciones con el canadiense son impagables, cualquiera de sus “uniones” alcanzan lo sublime.

La lista de músicos que han trabajado con el parece un santoral, intenta acercarte a algún concierto, espectacular en todos los sentidos, suena a madera y aire, es el “colchón” perfecto, cualquier músico se deja caer en sus cuerdas sin temor a nada, pero también se cabrea, en Pontevedra le dio más de un “toque” al batería… (algo haría).

 

John Patitucci

Su carrera profesional arranca a principios de los 80 en sesiones con distintos estilos musicales , y grabanciones bajo la dirección de Jerry Goldsmith, John Williams y Henry Mancini, además de un acercamiento a Brasil (música y músicos), a mediados de la década de los 80, ingresó en los dos proyectos paralelos de Chick Core , “Elektric Band” y “Akoustic Band”, donde toca el bajo eléctrico y contrabajo, respectivamente.

Es uno de los primeros músicos en lograr un dominio técnico casi absoluto tanto del bajo electrico como del contrabajo y junto a Anthony Jackson (también en Vigo con Michel Camilo y Dave Weckl),  populariza el bajo de seis cuerdas.

Tiene una enorme versatilidad musical, y un conocimiento casi enciclopédico del instrumento y de los bajistas que lo han precedido, y es uno de los arquitectos del sonido y del lenguaje del bajo moderno.

En calcetines y al contrabajo, perfecto.

 

Marc Johnson

Con Woody Herman aranca y, con 25 años, fue contratado por Bill Evans, permaneciendo en su trío hasta el final. Referencia sobrada, 2 años con Bill Evans es un aval indiscutible, no conozco a ningún músico que no dejase lo que fuera por estar solamente unas horas con el pianista, ninguno.

Su primera grabación (nominal) fue para ECM en 1985, entrando en las líneas de la vanguardia musical.

Con John Abercrombie, Peter Erskine y Michael Brecker, tocó por primera vez en Vigo, la segunda con Chet Baker y Phillip Catherine, la tercera con Eliane Elias,la cuarta está por ver, nos intercambiamos discos, risas y humanidad a raudales, “no rock concert”… al sonido en las pruebas con Baker Y Catherine, y con el cuarteto de Abercrombie desplegando, todos, sabiduría a los 4 que por allí danzábamos tanto en el ajuste musical como en el equipo de sonido.

 

Ron Carter

Su primer trabajo como músico de  fue con Jaki Byard y Chico Hamilton y la primera grabación fue junto a Eric Dolphy y  Don Ellis. El quinteto de Miles Davis, a comienzos de los años 60, que también incluía a Herbie Hancock, Wayne Shorter y Tony Williams (también por Vigo, los tres) marca, inevitablemente, un punto de inflexión en su carrera.

Después de dejar a Miles Davis, es interminable la relación de músicos que han contado con él, además de participar en grabaciones de música clásica con el chelo. Imposible abarcar su producción musical, se calcula en más de 3500 grabaciones, y ya octogenario se acerca a Ourense y en solo unas horas las entradas agotadas…lógico.

Richard Galliano

Comenzó tocando el piano y el acordeón con su padre, en 1983, Astor Piazzolla le invita como primer solista de bandoneonen una comedia inspirada en el Sueño de una noche de verano con música original del argentino, este fue el principio de una gran relación entre los dos músicos.

Una capacidad indiscutible para acercarse a cualquier corriente musical que no pasa desapercibida, y viendo la lista de músicos que han tocado con él, demuestra su camaleónica capacidad. Su concierto en Vigo te trasladaba a un inmenso caleidoscopio de espacios y culturas diferentes, podías estar en cualquier lugar del mundo en un momento y después en otro totalmente diferente, el medio de transporte era el acordeón de este francés.

Una autentica delicia este dúo Ron Carter / Richard Galliano.

 

Esperanza Spalding

Un prodigio, nacida en 1984 de origen afroamericano y latino supera cualquier calificativo, es una trabajadora incansable tanto en versión eléctrica como acústica, cualquier trabajo al que te acerques te va a poner entre las cuerdas.

Su formación es fruto de esfuerzo, tesón, vocación y más esfuerzo, y el reconocimiento a su categoría musical más que merecido, con 16 años obtiene una beca en la  Berklee , Pat Metheny la anima y  Gay Burton, vicepresidente de Berklee, dijo en 2004 “una gran experiencia, puede leer las composiciones más complicadas y comunica su personalidad en todo lo que toca”, y con toda la razón, su concierto en Pontevedra en el 2009 fue uno de esos que jamás se olvidan y que te dura semanas en la piel.

Cita a Ron Carter y Dave Holland como importantes influencias en su música, Carter para la orquestación de su interpretación y Holand por la forma en que su método compositivo complementa su estilo personal y describe a Wayne Shorter, Milton Nascimento y Joni Mitchell como absolutas referencias, fusión con mayúsculas.

 

Dave Holland

Explica su filosofía musical citando a Sam Rivers, “No dejes nada fuera, toca todo'”.

En 1968, Miles Davis y Philly Joe Jones lo escucharon en el Ronnie Scott, y las primeras grabaciones fueron en septiembre de 1968, aparece “Filles de Kilimanjaro”, “In A Silent Way” y “Bitches ´Brew” , 1973 ve la grabación de “Conference of The Birds”, con Sam Rivers, Barry Altschul y Anthony Braxton, su primera grabación como líder, e indiscutible en sus más de 50 años de carrera.

Esta cargado de reconocimientos a lo largo de su carrera y es una absoluta referencia en el contrabajo contemporáneo.

Ourense, 100 km de casa, un paseo para tener delante a una leyenda, no imagináis  el vértigo, un contrabajo caído de hombros y con una dimensión extrañamente ancha en el cuerpo… cuando esta delante de ti uno de los constructores de la música contemporánea todo es un poco más pequeño.

Pedro Solveira RKV / Radio

Jazz-Ta Bien. Standards (Vol. 02)

Y va una nueva entrega de joyas jazzeras a golpe de músicos que no escatiman riesgo y esfuerzo acercándose al Real Book.

Standards (Vol. 02) 

Jumping At The Woodside

22 de agosto de 1938, fecha de la grabación de esta absoluta y reincidente composición de Count Basie,  título esta  referido al Woodside Hotel, que estaba ubicado en  en el 142 de Seventh Avenue en Harlem.

Revisión de Bob Brookmeyer en formación de septeto en 1958…También en New York, para no perder los “aires” de la tierra que la vio nacer.

Now’s The Time

26 de noviembre de 1945, Charlie Parker era capaz de escribir las mas intrincadas líneas melódicas pero, a veces, se aparta de esta tendencia  y recurre a las raíces del Blues de Kansas para crear composiciones más simples, de las que ‘Now’s the Time’ es un ejemplo de ello, es un Blues con terminaciones típicas de frases Bop al final de los compases 5 y 6.

Y desde Paris con Art Blakey y sus muchachotes, toda la maestría en directo en 1958.

Round Midnight

1944 y Thelonious Monk soltando los truenos de la tormenta que se avecina, una composición que ya alcanza mucho más que la música, llegando a convertirse en esencia de la cultura artística del siglo XX en todas sus facetas, desde el cine hasta el cómic.

Art Farmer & Donald Byrd en 1956.

Mose The Mooche

28 de marzo de 1946, con una estructura AABA, según leyendas urbanas esta dedicada a Emry “Moose the Mooche” Byrd, un colega de Charlie Parker que le suministraba alguna que otra sustancia…

El trío de Barry Harrys en 1960.

Alone Together

compuesta en 1932 por Arthu Schwartzcon letra de Howard Dietze incluida en el musical “Flying Colors” en el mismo año por Jean Sargent, aunque el primer músico que la grabó fue Artie Shaw en 1939.

Cedar Walton, Ron Carter y Jack DeJohnette en 1983.

Fly Me To The Moon

Escrita en 1954 por Bart Howard te la encuentras en un montón de arreglos y versiones,. nos acercamos nuevamente a Paris en el 2002 con Diana Krall…tremenda.

The Way You Look Tonight

1936, compuesta por Dorothy Fields y Jerome Kern para la película “Swing Time”, si no la has cantado alguna vez te lo tienes que hacer ver, no lo dejes.

Keith Jarrett en trío y en 1986, Standards Live…. Seguiremos.

Pedro Solveira RKV / Radio

Jazz-Ta Bien. Cosas Raras.

Te vas a llevar mas de una sorpresa y un montón de interrogantes, tienes deberes para consultar en tu mejor sofá, prepárate que… ya están aquí.

Lo habitual, Oscar Peterson al piano rodeado de todos sus colegas y repartiendo sin tregua, pero, esperarte que también canta. tributo a Nat King Cole, y lo hace de coña, toda una lección de clase y estilo en la formación que mas le gustaba, a trío, suficiente, un canadiense con las paginas mas memorables en la historia de la música.

Miles Davis y John Lee Hooker en la B.S.O., sigue en el sofá que la peli es entretenida, y su música te traslada al genuino sonido sueño, desperezante, lento, plomizo, pegajoso, sordido, húmedo, y… lleno de sabiduría.

Fiestón Fiestón, más cachondeo no de puede pedir, Manolo Badrena, Alex Acuña, Don Alias, Airto Moreira y Jaco Pastorius a las ordenes de la jefa, Joni Mitchell.

En palabras de Manolo…” lo más divertido que grabé en mi vida”.

De la vanguardia más transgresora a la quietud de las canciones de mi abuela, Charlie Haden y Gonzalo Rubalcaba dando una lección de las que no se olvidan y de la que “solamente una vez” necesitas que te impartan, (eso sí, vas a se recurrente en su audio).

Ve un momento a tus vinilos y recupera alguna cosilla de King Crimson y ahora déjate caer, a golpe de “a ver que pasa”, en la música de Crimson Jazz Trio, evidentemente el nombre ya es toda una declaración de intenciones en todo caso se queda muy muy corto, una cosa es arreglar un tema para darle tu “giro” personal y otra muy distinta meterlo en una nueva dimensión.

Como siempre haciendo alguna de las suyas…

Grandisimo Pedro Iturralde, y para que no quede duda , ahí va la referencia Blue Note, ya ni recuerdo el año en que tocó en Vigo, pero; ya sabes, la memoria deja el buen gusto de los manjares mas esquistos.

Dada la manifestación de poderío y genialidad manifestada en la imagen precedente, me vais a perdonar, pero me voy a preparar otro programa, que queréis que os diga, se juntaron el 7 de septiembre de 1956 y solo con ver la portada del disco…sudas.

Pedro Solveia RKV / Radio

 

Jazz-Ta Bien. Mingus //Jarrett

Ya les tenía ganas, ya.

“Cumbia & Jazz Fusion” nace después de la incursión de la música “geogaficamente” caribeña en el jazz norteamericano y de la, ya, consolidación de la Bossa Nova, para la banda sonora de la película “Todo Modo”, a partir de una de sus máximas en la que “lo que funcionó una vez puede funcionar otra” Mingus se centra en la tradición musical colombiana y crea un maremágnum de sonoridad, con una introducción “selvática” y un riff de 2 acordes, que embaucan al resto de los instrumentos hasta que la música hierve en el más puro y genuino  estilo Mingus, olvida la peli, encuentras secciones exuberantes de sonido de Big Band, juego de piano, polirritmos de percusiones y batería, sus “cuatro cuerdas” y un final tremendamente efectivo que deja con ganas de mucho más, una composición rica, viva, divertida, irreverente y genuina hasta en el titulo, no da lugar a la especulación, 28 minutos que te van a saber apoco

Charles Mingus es, sencillamente , uno de los compositores más grandes y originales de todos los tiempos, un legado indiscutible de humanidad y genialidad.

Pelotazo discográfico, ECM y Keith Jarrett, un tándem perfectamente sincronizado que en “The Köln Concert” lega una de las obras más “humanas” en la música.

La primera sección protagonista de esta entrega de Jazz-Ta Bien, es, evidentemente, la más recurrente desde su publicación en 1975, su improvisación “ilimitada” nace de “columpiarse” ente acordes de Am7 (La menor séptima) y GM (Sol mayor), con episodios de absoluta tranquilidad y subidas a Blues y hasta (le encuentro) toques flamencos, juego de sosegada sonoridad como en una conversación entre amigos para, sobre la base de AM (La mayor), rematar esta primera sección del concierto, una habilidad recurrente en Jarrett y muy notoria en este álbum, 3 o 4 acodes y listo, como Mondrian y sus amarillo/rojo/azul/blanco/negro.

Un hombre un piano y la genialidad en tus oídos (amen de alguna saxofonada que otra) ya sea en su vertiente clásica o jazzística, nunca te va dejar indiferente y, a poco, con dos acordes te sobra para reconocerlo.

Pedro Solveira RKV / Radio

 

Jazz-Ta Bien. Hace 59 años en 1959…(Side Two)

Me hizo pensar la pregunta de mi sobrina con “¿y después que pasó?”…y por dentro también me atacó el antes…como se llegó a estas 4 joyas de la música a las que le dimos cancha hace dos programas en Jazz-Ta Bien.

Miles Davis

Charlie Mingus

Ornette Coleman

Dave Brubeck

Le damos un pequeño repaso al antes y al después en los 4 trabajos que protagonizaron en 1959 estos gigantes de la música, todo un cambio en lo social y cultural que estallaba en los 60, se dinamita el standard de estilo de vida tradicional y todo se pone en cuestión, imparable, no hay mas que ver como va la historia mas reciente, y mucho antes de las crestas punkis Sonny Rollins ya se “afeitaba la cabeza”, es mucho el tomate el que contenía esta lata y acaba salpicando en todo el mundo.

la influencia de estos músicos es imperecedera y siendo prácticamente antagonistas en sus formulaciones comparten espacio sin conflicto, esta es una de las características del jazz, en su evolución aparecen nuevos planteamientos y los anteriores siguen con una rabiosa vigencia en el candelero, al final todos son deudores de todos.

Pedro Solveira RKV / Radio

Jazz-Ta Bien. Antipanderetada

Prepárate que llega, te dejamos una buena dosis de sosiego para que puedas escapar del jolgorio navideño, dale sin tregua, te aseguro, de verdad que no deja secuelas…(o sí).

Jugando en todas las vanguardias, las cuerdas de su guitarra guardan todo tipo de señales musicales, Bill Frisell a golpe de blues, la tradición manda aunque sea con su “toque”, más que sosegado en este registro.

Un gigante en la guitarra, hasta Coltane se rindió ante él, Kenny Burrell, un caballero, discreto, sencillo, respetuoso y humilde como pocos, te puedes encontrar con todo tipo de personalidades en la musica pero pocas gozan del respeto que arropa a este hombre,

Una producción de 1975 donde reúne un autentico All Stars, el titulo no deja lugar a dudas, y lo que te vas a encontrar supera todas las espectativas.

En su concierto en Vigo casi se hace de día, lo dio todo, hasta el personal del teatro estaba entusiasmado, nos acercamos a otro directo donde Kevin Eubanks “trata” con un mimo esquisto a Joe Zawiul, en un standard ya imperecedero Merci, Merci, Merci.

Te comentamos la escena, y te damos un audio genuino hasta en el aire que rodean las notas, John Lee Hooker & Van Morrison, da igual el origen, la raza y la cultura en la que nazcas, sin lugar a dudas la música es el lenguaje más universal que existe.

Montreal 1990 (edición 2014)…un resultado mayor que la suma de sus elementos, dos visiones diferentes de entender el discurso jazzistico y que se complementan a la perfección, Big Blues lo refleja clarísimamente, Charlie Haden y Jim Hall, pocas veces con 10 cuerdas se ha creado tanto arte.

Cuantïsimos le deben tantísimo, se merece una rotunda rotonda en toda villa y lugar, el tenor de Joe Henderson, sublime en todos sus registros, y en su concierto en Vigo encantado de vestir ropa gallega…(le perdieron su maleta).

Mil vueltas tiene y mil vueltas le dan, Pink Turtle, Pop, Rock, o lo que se les ponga por delante a golpe de lo que les da la gana, lo de “divide y vencerás” con ellos no funciona…la música sí.


Richard Chesse, prepárate, tendrás agujetas en el estomago de tanto reír con este figura, si una imagen vale mas que mil palabras, la foto es clara en la aptitud del este fenómeno, irreverente hasta el fin, todos, todos, todos los palos son protagonistas de su “sarcasmo” y no deja a nadie en su sitio (musicalmente hablando).

Fantastic Plastic Machine, lo encontré mientras esperaba al teléfono, sorpresas que da la vida.

Pedro Solveira RKV / Radio

Jazz-Ta Bien. Hace 59 años, en 1959…(Side One)

Pues eso, que el aniversario coincide con el año de la creación de estos cuatro pilares de la música.

Estas cuatro grabaciones cambiaron totalmente el horizonte musical, juegan en el mismo tablero y siendo (casi) extremistas y antagónicas en su propio concepto conviven de forma simultanea sin conflictos, abriendo el abanico cultural y social a toda una nueva forma de entendimiento e interrelación, en estos registros hay mucho más que música, es el trampolín de una nueva forma de entender “todo”.

Miles paseándose por el estudio en plena sesión de Kind Of Blue.

dos gigantes Charles Mingus y su 4/4.

Con 19 años, un adolescente dinamita los cimientos conocidos y reconocibles de la música, Ornette Coleman y su cuarteto rompe todas las estructuras y nace el caos, (no vas a encontrar mayor coherencia).

lo del Punk al Rock es casi una broma en (odiosa y absurda) comparación.

Perfecto para la mayoría blanca estadounidense, que si comercial y calificativos de todos los colores; una verdad indiscutible, conjunta Europa, Asia y América en 4 instrumentos, amalgama perfecta de innovación, y pese a quien le pese, amén de darle al mercado blanco lo que quería, su posición musical y social es irrenunciable, Dave Brubeck y su cuarteto, pura coherencia.

No deja de llamar la atención la “raza” en los dos cuartetos que, aunque, antagónicos, protagonizan simultáneamente un cambio absoluto a partir de este 1959 en el desarrollo musical, y no solo en el jazz.

Pedro Solveira RKV / Radio