Jazz-Ta Bien. Contra las Cuerdas

Ya, faltan muchos, pero poco a poco que hay programación para rato, hoy damos un pequeñísimo y puntual repasillo a auténticos genios de la guitara en distintas vertientes y estilos, y sí, todos son maestros de maestros, a poco que rasques veras cuanta madera te encuentras.

Herb Ellis

Métete en el trio de Oscar Peterson entre 1953 y 1958, sustituyendo a Barney Kessel (también esta por aquí), y compruebas que este (casi) autodidacta da un formato a esta formación a la que no vas a encontrar espejo.

La  entrega que te adelantamos es de 1975 con el gigante de la sección rítmica en la Big Band de Count Basie

Freddie Green

…Llego, enchufo mi guitarra, toco… y cuando acabo estoy deseando llegar a casa… y no esperes más, es lo máximo que le puedes oír (en sentido dialéctico, aparte de la cita) a este señor. Pero su guitarra lo dice todo, más de 50 años en esta formación  (Big Band de Count Basie) y solamente algún escarceo que conlleva dos discos a su nombre.

“Nunca debes escuchar la guitarra por sí sola. Debería ser parte de la batería para que suene como si el baterista estuviera tocando acordes”.

si buscas referencias en la guitarra rítmica, no busques más.

Django Reinhardt & Stephane Grappelli

Aparece la primera corriente jazzistica no americana, Django fallece con 43 años y todo lo que se pueda decir es poco, de sobra conocida su nueva “técnica” musical a raíz de un incendio, su estilo, con su mano izquierda rehecha tras el accidente, descompone todo lo conocido y empata a la perfección con otro inconformista que respira música por todos los poros, la unión entre estos dos músicos da como resultado la integración europea en el mosaico del jazz. Imprescindibles.

Barney Kessel

Guitarras con su firma en el diseño de estas, músico de sesión con una demanda infinita , con Oscar Peterson, Sonny Rollins, Phil Spector, Beach Boys, Julie London, Monkees, Hasta Pete Townshend, se rinde ante él, y entre hueco y hueco, te lo acercamos rindiendo homenaje a Bizet, todo un álbum basado en su opera Carmen, lo infinito de la música una vez más.

Baden Powell

Soy totalmente parcial, otro momento de vértigo en el escenario, y es que solo hay que estar en el sitio y en el momento, concierto con mayúsculas en la magia de este hombre, no da tregua y en sus trabajos te encuentras todo, no caigas en el error de pensar en folclorismos baratos, su guitarra da lo que él quiera, hasta el Bop más genuino.

Jim Hall

Algunos dicen que su trabajo esta por descubrir, otros que es el mejor guitarra con el que han estudiado o trabajado, (Metheny, Abercrombie, Holland, Haden…) lo que tu prefieras, pero no dejes que las opiniones te resten… elegante, sencillo, sutil, imaginativo, expresivo… una de las máximas referencias de la guitarra.

No lo dudes, este hombre ha marcado tradición y vanguardia, infinitos músicos son sus deudores sea cual sea su instrumento.

Christian Escoudé

Batalla en cualquier sarao que se le ponga por delante y… no hay quien le sople, que no te engañe la industria musical, no todo está en las “listas de éxitos”, este francés se codea con lo más sesudo del elenco jazzistico, desde Bill Evans a John McLaughlin o Stan Getz, una referencia mundial que da, en toda su trayectoria, buena cuenta de la mejor tradición europea y  americana, solo tienes que escuchar este “Confirmation” de Parker, ya veras… ya.

Charlie Christian

Le llegaron 25 años de vida (1916-1942) para sentar las bases de la guitarra en el jazz, absoluta referencia y todos deudores de su posicionamiento con el instrumento, te encuentras ríos y ríos de tinta contemplando su legado, biografía y relaciones musicales pero hay una realidad indiscutible, con él empieza la emancipación de la guitarra.

Si hay un “padre” de la guitara en el Jazz…sin duda, es Charlie Christian.

Pedro Solveria RKV / Radio

 

Jazz-Ta Bien. Antipanderetada

Prepárate que llega, te dejamos una buena dosis de sosiego para que puedas escapar del jolgorio navideño, dale sin tregua, te aseguro, de verdad que no deja secuelas…(o sí).

Jugando en todas las vanguardias, las cuerdas de su guitarra guardan todo tipo de señales musicales, Bill Frisell a golpe de blues, la tradición manda aunque sea con su “toque”, más que sosegado en este registro.

Un gigante en la guitarra, hasta Coltane se rindió ante él, Kenny Burrell, un caballero, discreto, sencillo, respetuoso y humilde como pocos, te puedes encontrar con todo tipo de personalidades en la musica pero pocas gozan del respeto que arropa a este hombre,

Una producción de 1975 donde reúne un autentico All Stars, el titulo no deja lugar a dudas, y lo que te vas a encontrar supera todas las espectativas.

En su concierto en Vigo casi se hace de día, lo dio todo, hasta el personal del teatro estaba entusiasmado, nos acercamos a otro directo donde Kevin Eubanks “trata” con un mimo esquisto a Joe Zawiul, en un standard ya imperecedero Merci, Merci, Merci.

Te comentamos la escena, y te damos un audio genuino hasta en el aire que rodean las notas, John Lee Hooker & Van Morrison, da igual el origen, la raza y la cultura en la que nazcas, sin lugar a dudas la música es el lenguaje más universal que existe.

Montreal 1990 (edición 2014)…un resultado mayor que la suma de sus elementos, dos visiones diferentes de entender el discurso jazzistico y que se complementan a la perfección, Big Blues lo refleja clarísimamente, Charlie Haden y Jim Hall, pocas veces con 10 cuerdas se ha creado tanto arte.

Cuantïsimos le deben tantísimo, se merece una rotunda rotonda en toda villa y lugar, el tenor de Joe Henderson, sublime en todos sus registros, y en su concierto en Vigo encantado de vestir ropa gallega…(le perdieron su maleta).

Mil vueltas tiene y mil vueltas le dan, Pink Turtle, Pop, Rock, o lo que se les ponga por delante a golpe de lo que les da la gana, lo de “divide y vencerás” con ellos no funciona…la música sí.


Richard Chesse, prepárate, tendrás agujetas en el estomago de tanto reír con este figura, si una imagen vale mas que mil palabras, la foto es clara en la aptitud del este fenómeno, irreverente hasta el fin, todos, todos, todos los palos son protagonistas de su “sarcasmo” y no deja a nadie en su sitio (musicalmente hablando).

Fantastic Plastic Machine, lo encontré mientras esperaba al teléfono, sorpresas que da la vida.

Pedro Solveira RKV / Radio