Jazz-Ta Bien. Color, mucho color

Tal y como suena podrías pensar que estamos como el tío de Gila que quería inventar la radio en color y estaba todo el día con una brocha dando raquetazos al aire intentando coger la onda radiofónica… alguna vez me he acordado de su genialidad contra alguna mosca cojonera, pero va a ser que no.

En esta entrega te acercamos toda una variedad de formulación musical, que no llega a ningún fármaco milagroso pero que da muy buen rollo, todos los protagonistas van dejando su categoría y el variopinto panorama de figuras se ve retratado en las sesiones que te aguardan en el audio del programa, desde una Jam con Dinah, o una sesión de cine, o unas copas con Anita, lo tienes todo a golpe de click en el enlace del programa, no te cortes.

Herbie Mann & Phil Woods

Jimmy Rowles…in

…The Peacocks (Round Midnight)

Toshiko Akiyoshi

Dinah Washington

Ella Fitzgerald & Joe Pass

Anita O’Day

Diana Krall

Por suerte la técnica nos permite actualizar sensaciones y convierte la música en la banda sonora de la vida de cada uno, tenemos una muy mala memoria para el sonido, si te ves una peli 30 veces, o te lees un libro otras 30, eres un tipo un poco raro, pero si escuchas una composición 300 seguro que la vas a escuchar otras 300, y no pasa nada de nada, funcionamos de una forma extraña, no nos importa repetir y repetir en nuestra memoria lo que se escapa en el aire y seguro que te has pasado mas de una tarde escuchando el mismo disco sin preocuparte del síndrome de abstinencia que te dejaba cada nota que se esfumaba, para eso está la técnica, aveces muy humana (exceptuando su aplicación a la música militar, entre otras…)

Y de paso, un detallito, hablando de notas (musicales):

Primeras décadas del Siglo XI, El monje benedictino Guido D´Arezzo (995-1050) usó un himno que se solía cantar en las vísperas de la celebración de San Juan Bautista y tomó las primeras letras de cada párrafo para crear las notas musicales.

Este himno tenía la particularidad de que a cada estrofa iba subiendo la entonación que se debía realizar, por lo que era perfecto para las intenciones del monje.

El himno es el siguiente:

  • Ut queant laxis
  • Resonare fibris
  • Mira gestorum
  • Famuli torum
  • Solve polluti
  • Labii reatum
  • Sancte Iohannes

La traducción, más o menos, viene siendo algo como esto:

“Para que tus siervos puedan hacer resonar a pleno eco lo maravilloso de tus gestas, limpia los labios impuros San Juan”.

D´Arezzo cogió las primeras letras de cada línea:

Ut, Re, Mi, Fa, Sol, La, Si (de esta última prefirió coger las iniciales de San Juan); llamando a este sistema “solmización”, y sustituyendo al anterior sistema que nombraba las notas según las primeras letras del abecedario (A, B, C, D, E, F, G).

Posteriormente, en el Siglo XVII, se cambia “Ut” por “Do”, por ser mucho más fácil de cantar por terminar en vocal.

Pedro Solveira RKV / Radio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: