Jazz-Ta Bien. Vibráfono

Todos los instrumentos tienen una magia especial en su concepción constructiva, por si mismos ya son autenticas obras de arte e ingeniería aplicada, transmiten tradición y buen hacer, pero el vibráfono parece un objeto de diseño mas futurista que del nacido en la tradición musical africana y evolucionado posteriormente en tierras americanas, nos acercamos a algunos músicos que, sencillamente, sacan magia del metal en estado puro.

Lionel Hampton, todo un espectáculo, ya sea con las baquetas y/o con las mazas, (llagaba a dar conciertos cambiando de instrumento en el mismo tema sin avisar a ninguno de los integrantes de la formación) consigue que toda la música gire a su alrededor y no da tregua a ninguno de sus colegas, vale como ejemplo esta toma con Oscar Peterson y el final arrasador que descarga su Big Band en un tema que parece en un principio un trío + vibráfono.

Bobby Hutcherson, tradición y vanguardia al 50%, es perfecto en el equilibrio de fuerzas musicales, otro ejemplo claro de que avanzar es saber de donde se viene y este detalle que os dejamos es clarificador, «Maiden Voyage» de Herbie Hancock, solo unos meses después de su salida al mercado discográfico le aplica un arreglo tan sutil que, solo por la referencia, sabes que estas un paso por delante del Bop, pero podrías estar también en un «antes de».

Milt Jackson, palabras mayores, cualquier expresión que se te ocurra se va a quedar corta, ya sea en el Modern Jazz Quartet o fuera de él, solo puedes sentarte y escuchar, cualquier análisis sobra, te lo acercamos en formación de trío con Joe Pass y Ray Brown, y con sus colegas del MJQ, cuando la realidad supera la imaginación.

Mike Mainieri, toda una carrera de evolución musical jugando en todos los palos, te lo encuentras en mas de un trabajo de músicos que nada tienen que ver entre sí, pero este neoyorquino se lo sabe todo y apuesta por la música en todas sus vertientes, te lo acercamos antes de montar Steps y Steps Ahead, un alarde de capacidad, buen gusto y sutileza, premonición de su liderazgo.

Cal Tjader, Sin ser latino, (de origen sueco) llega a ser batería con Dave Brubeck y se engancha con George Shearing ya como vibrafonista, acaba dirigiendo una de las bandas con mayor trascendencia de Jazz Latino en las décadas de los 50 y 60, pero que acaban colocando su música en ese ambiente de «sala de espera» que nunca hace justicia, (sobran ejemplos), con mas o menos fortuna va cambiando de compañías discográficas e incluso llega a montar un sello propio, un filón musical que juega en muchos terrenos (como muestra este Blues que te acercamos) y que reúne en sus producciones a varia generaciones de músicos.

Gary Burton…y detrás Chick Corea, en el año 1972 «La Fiesta» y que no pare, (a buen entendedor…).

Pedro Solveira RKV / Radio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: