Karras Karras…y más Karras!

Karras Karras…y más Karras! Hoy os traemos tres obras de la mano de Karras Cómics, una editorial nacional de casi nueva andadura en el panorama actual, pero que ya tiene en su haber bastantes cómics, y todos (a mi parecer) de gran calidad.

.

Surgida de la necesidad de dar cabida a diferentes obras de El Torres (Juan Torres) tras el paso por la editorial Dibbuks, con la cual no solo este autor ha tenido problemas en cuanto a gestoría de derechos, en poco tiempo se ha plantado como una editorial relevante, tanto por calidad de obras, como por sus cuidadas ediciones y su precio competitivo. Rescatando obras de El Torres y proponiéndonos otras nuevas, también da cabida a autorías patrias que mantienen la línea editorial de obras frescas de componente variado pero con un denominador común: sacar al mercado cómics que a ellos les gustan, y dado lo que hasta ahora han lanzado, desde aquí podemos decir que tienen buen gusto. Hoy os traemos tres de sus obras, dos de ellas recientes, que nos parecen un buen ejemplo de las buenas propuestas que lanzan al mercado y que podéis encontrar en librerías especializadas…no las busquéis en grandes superficies ya que se autodistribuyen, así que si queréis haceros con cualquiera de sus obras pasaros por su web o encargarlas a vuestra tienda de cómics, y si están agotadas (cosa nada difícil, ya que vuelan de las estanterías) que os las encarguen. Comentar también que suelen trabajar con la preventa, sumándole al cómic siempre algún detalle exclusivo como marcapáginas de la obra y chapas.

   “En España somos muy de Conan”. Esta frase, tan manida pero bastante cierta para toda una generación de lectores talludos, se suele utilizar frecuentemente para acompañar gustos generales en cuanto a lecturas preferidas de cómic, y no por más usada es menos cierta (un servidor se incluye en tal afirmación). Con diversas líneas de cómics dentro de nuestro país paseándose por los ya extintos quioscos de los años 80 y 90, el personaje más icónico del escritor de obras pulp Robert Erwin Howard, Conan, Cimmerio (o Cimmeriano) salvaje de la no menos salvaje Era Hybórea, nos traía de la mano de grandes guionistas y dibujantes una gran variedad de historias y aventuras de muy buena calidad, ambientadas en tierras ignotas y de difícil supervivencia para los más débiles, repletas de épica y brujería, hombres rudos y bellas mujeres ligeras de ropa, borracheras y saqueos, reinos en guerra y piratería, monstruos y bestias salvajes, todo ello acompañando en su largo viaje a un salvaje musculoso, pendeciero, mujeriego, ladrón, pirata, soldado a sueldo, bebedor y cien cosas más, reticente con la civilización y sus prohombres pero con un código moral propio (férreo en la mayoría de las ocasiones), que no reza a su dios (ya que sabe que es un dios cruel y despiadado) y que solo confía en el acero de su espada. ¿Podía haber algo que molase más para los adolescentes? Entre sus páginas nos fuimos curtiendo en esto de leer cómics, y con la llegada de la película Conan el bárbaro a las salas de cine, el personaje alcanzó cotas de popularidad que pocos iconos del mundo del cómic igualarían (si alguno lo ha hecho). Por todo ello, Conan tiene un lugar en nuestros corazones y estanterías muy destacado.

   Recientemente los derechos de los personajes de Robert E. Howard están libres en Europa, y cualquiera puede utilizar a Conan para escribir un libro o un cómic (siempre que en su portada no se use Conan, Espada salvaje o alguna variante más, ya que Marvel tiene registradas esas marcas). Y esto es lo que ha hecho El Torres (El bosque de los suicidas, Roman Ritual). Amante reconocido de la literatura de Howard, siempre quiso usar a sus personajes para contar historias, sobre todo con el cimmerio, rindiendo así homenaje al autor y al personaje. Y el año pasado lo hizo con un resultado excelente. Acompañado de Joe Bocardo a los dibujos (con quien ya nos había traído la historia de misterio y terror Phantasmagoria) y de Manoli Martínez al color, sacaron al mercado Sangre Bárbara, una de las mejores historias de Conan de los últimos años.

   Sangre Bárbara se sitúa en el civilizado reino de Aquilonia, donde Conan reina desde hace tiempo, un Conan que se acerca ya a la recta final de su viaje vital, hastiado de la civilización, de los años de inactividad en el campo de batalla, anclado a un trono y una corona que pesan tanto como sus años y que le hacen añorar la vida en Cimmeria, su país natal, y pasar así a ser un simple hombre, con libertad de decidir sus pasos sin tener que pensar en las consecuencias más allá de las propias. También nos encontramos a Conan príncipe, hijo de Conan rey y Zenobia, comandante de un puesto fronterizo del reino, quien, a pesar de llevar por sus venas la sangre bárbara de su padre, intenta no ser lo que su padre representa para él y para el reino. Habiendo sido un joven criado dentro de un reino civilizado, estudiado y con una moral que rechaza la entrega pueril de la carne a sus instintos más bajos, vive con la rectitud militar y la camaradería como objetivos vitales en su camino futuro como rey. Y aquí me planto, no pienso destripar nada más de la obra, simplemente matizar dos o tres cosas (más bien destacar): tenemos también grandes personajes secundarios, onirismo, brujería, violencia, desnudos, grandes reflexiones y muchas relecturas aseguradas; los tres autores hacen un trabajo coral que encaja a la perfección, rayando la excelencia. Si os gusta el personaje y aún no os habéis comprado Sangre Bárbara, no sé a qué estáis esperando. Si no sois lectores de Conan pero os gustan las historias crepusculares, la acción, las historias de espada y brujería…lanzaos de cabeza a por esto, no os va a defraudar.

   En resumidas cuentas, Sangre Bárbara es un gran cómic y una grandísima obra de Conan, imprescindible ahora en su ya extensa historia, un canto de amor de El Torres a Howard y a Conan, y una de las mejores obras de 2021 dentro del ámbito de la historieta.

   El siguiente cómic también trata uno de los personajes de Howard: Solomon Kane. Con El Puritano (aplicamos aquí también el tema de los derechos y marcas registradas) El Torres, esta vez con Jaime Infante a los dibujos, y repitiendo con Manoli Martínez al color, nos trae la segunda entrega de su particular Trilogía de Howard, donde nos vuelve a presentar una historia crepuscular del personaje.   

   Menos conocido que Conan, Solomon Kane ha tenido también diferentes adaptaciones a otros medios, aunque con resultados desiguales (la adaptación cinematográfica desvirtúa totalmente la ambientación de las historias literarias). En el cómic de Karras la propuesta nos sitúa en Nueva Plymouth en el siglo XVII, Nueva Inglaterra, primera colonia fundada por los peregrinos del Mayflower en 1620 y donde nacen algunos de los mitos fundacionales de EEUU, donde la población vive bajo el miedo a la brujería y el fervor religioso. Los autores ambientan a la perfección este momento de la historia norteamericana tan anclada a la nefasta caza de brujas con una labor de vestuario y exteriores completamente reconocible, donde el color y el uso de luces y sombras tiene un peso significativo en ello. En cuanto a la trama, se nos presenta a un Solomon Kane anciano que tiene que salir de su retiro de luchador contra el mal cuando ciertas fuerzas ocultas reclaman su alma, recordándonos su pasado en África, que gira en torno a un mágico bastón que le regaló su hermano de sangre y chamán N’Longa. La narrativa pausada nos desvela detalles oscuros del pasado del personaje que, carcomido por las dudas, se replantea sus propias creencias. A lo largo de sus páginas nos encontramos con una historia dura, llena de violencia, terror…y amor. En definitiva, un muy buen cómic con una historia que puede recordar en cuanto al tono a Sin perdón (incluso en el protagonista, ya que Infante dibuja a Clint Eastwood en la piel de Kane, aunque si os fijáis no es el único cameo que nos encontraremos), y que recomiendo tanto a los amantes y conocedores del personaje como a los que llegan totalmente desconocedores de su existencia.

   Estrenamos sección dentro del programa para aportar variedad en cuanto a las diferentes propuestas que nos concede el medio: Cómics Rarunos. Dentro de esta nueva sección os quiero traer aquellos títulos que personalmente me parecen propuestas extrañas, puede que en su concepción, puede que por el dibujo o simplemente porque a la hora de acercarme a ellas me haya preguntado “pero…esto qué es!?”…vamos, que el tono de lo que aquí traiga y cómo os lo presente va a ser algo bastante distendido y sin reglas de ningún tipo. Tenía en mente una obra para el estreno de esta sección, pero la reciente publicación de Alien Albión me pareció la ocasión perfecta para este programa, conformando así un trío de ases inigualable y dedicándole el programa en su totalidad a Karras Cómics.

    Poco voy a destripar de la trama de Alien Albión ya que, a parte de ser un cómic bastante inclinado a la acción, el viaje que nos propone página a página es un enganche total para ir desvelando los misterios y su resolución, haciendo que quieras saber más hasta que te lo bebes de una sentada. Alien Albión: Javier Marquina al guion, Xavi J. a los dibujos y Héctor Marper al color. ¿Par qué se han confabulado estos tres autores? ¿Qué pretenden?…agarraos los machos, se viene receta: cogen los mitos artúricos (lo de Albión a alguno ya le estaba sonando, ¿no?), cambian los papeles de algunos de sus protagonistas, añaden una pizca de mitos modernos como los alienígenas, pulsan el botón de la batidora…y voilá!, nos presentan un divertido y salvaje cóctel muy fresquito que deleita nuestro paladar y deja un regusto tan bueno que hace que te lo quieras volver a echar en el gaznate en cuanto tengas ocasión.

   Todos sabemos quién es Arturo y cómo llega a convertirse en rey de Britania, Excalibur, su alto concepto del honor, justicia, bondad e igualdad para con sus caballeros, Camelot, la Mesa Redonda, etc. Pues borradlo de vuestra mente, o esperad que Alien Albión lo haga. Aquí Arturo se convierte en un ser deleznable de lenguaje soez y tiránico al que todo el que lo conoce quiere borrar de la faz de este mundo…pero al que no es tan fácil de matar, ya que cuenta con el poder de cierto artefacto extraterrestre que lo convierte en alguien ultrapoderoso e indestructible.

   Confabulaciones, violencia, lenguaje soez, mitología, misterios, terror, alienígenas, macarrismo…todo ello aderezado por un dibujo que funciona a las mil maravillas, un color que le sienta como anillo al dedo, ritmo galopante, un guion de quitarse el sombrero y una trama muy bien orquestada. Todo esto y más es Alien Albión. Su compra o regalo no decepcionará a nadie (ojo, es un poco bestia para los niños más pequeños), un cómic divertido y muy revisitable que estoy seguro que el boca a boca le asegurará una buena recepción entre los lectores.

Audio List

Evanescence – Going Under

OST – Conan the Barbarian

AC/DC – You shook me all night long

Salomon Kane OST – Clock and Dagger soundtrack

Mama Ladilla – Cunnilingus post morte

Jet – Are you gonna be my girl

Mr. WAZOVSKI COMICXPLOTATION RKV / RADIO LIVE MIÉRCOLES 22:00

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: